Expectativas de crecimiento 2016

pesoDurante los últimos meses, mucho se ha hablado en torno al bajo crecimiento económico que está experimentando nuestro país, a lo cual se suma un menor desempeño exhibido por los commodities en general -entre ellos el cobre-, en las bolsas de metales respectivas. Recordemos que esto viene de la mano con perspectivas pesimistas desde China, y que su menor dinamismo económico trae como consecuencia menores expectativas de demanda de recursos.

Así, el último dato de PMI manufacturero para el mes de febrero continuó enviando señales de una mayor contracción en la actividad industrial del gigante asiático, lo cual se corroboró también con el fuerte retroceso experimentado en su balanza comercial, con un -13.8% a/a febrero para importaciones (-10.0% esperado), y un -25.4% a/a febrero en exportaciones (contra un -12.5% esperado). Dado esto, la suma de malos datos macroeconómicos chinos hacia finales de 2015 y comienzos de 2016, generaron que el cobre cayera a mínimos de 2,00 usd/lb, para actualmente posicionarse en torno a los 2,30 usd/lb, rebote que pareciese no apuntar a una naturaleza fundamental, sino más bien a una de carácter técnico. De este modo, ¿qué deberíamos esperar para el crecimiento de nuestro país en lo que resta del año?

Pues dado el panorama descrito anteriormente, las cifras no son muy auspiciosas. Según las últimas encuestas de expectativaFoto Prensa Rafael Barrazas económicas del BCCh, los agentes aún esperan un crecimiento medido por IMACEC bajo el 2,0%. Asimismo, la expansión del PIB para finales de este año también se ubica en torno a un 1,7%, cifras que podrían terminar concretándose, de no ver un cambio en las expectativas de los inversionistas respecto de nuestro principal cliente del metal rojo, además de no retomar una senda de expansión basada en una mayor certidumbre para las inversiones.

Rafael Barraza Prenafeta, Académico Economía U. Autónoma de Chile

 

Compartir:

FacebookTwitter


Las migraciones en el Chile actual

El fenómeno de las migraciones se releva geográficamente toda vez que es fundamental conocer y evaluar la movilidad, el tipo de migración,  si deseamos implementar una agenda de fomento y calidad del empleo en el mundo y Chile no está exenChile en el mundoto de este nuevo desafío.  Esto  porque los migrantes constituyen capital humano, calificado y no calificado, antes denominado mano de obra, cuyo análisis es  apoyado por la Organización Internacional del Trabajo, quien insta al análisis y censo de las poblaciones que se han movilizado de una nación a otra y específicamente el caso chileno que es de suma relevancia, porque se ha convertido en -polo de atracción para varios países, no sólo de Latinoamérica sino de Asia y Oriente.

En Chile, el origen de los migrantes en el siglo 20 hasta mediados de los años 70, fue europeo, corrientes árabes y, en pequeña proporción del lejano oriente. En los ochenta, se da inicio a una migración asiática por la bonanza económica del país acorde al modelo neoliberal y la reconocida estabilidad de Chile, hecho que se afianza y consolida en los años 90, llegando al Censo de Población y Vivienda 2002 con una migración de origen sudamericana de 67.8% del total de los extranjeros que llegan a Chile y sólo un 17% de extranjeros europeos, cifra muy inferior desde los años de la post guerra.

Del total de los extranjeros radicados en Chile con residencia, las cifras estimativas del censo 2012, son las siguientes:

El 59% es latinoamericano, con una clara tendencia regional de inmigración y se desglosan en:

  • Perú = 26%
  • Argentina = 22%
  • Bolivia = 6%
  • Ecuador = 5%

Otras naciones han llegado en menores cifras, Colombia, Brasil, Venezuela, Haití y se radican definitivamente  en Chile, no son de paso, hecho que demográficamente es relevante.

A M CabelloEl caso más significativo es el de las migrantes mujeres, con un total de 52 %  y de ellas un 60% es de origen peruano. Doblemente relevante ya que se trasladan con niños, que constituyen aproximadamente el 10%, hecho que implica residencia, permisos, colegios, salud y prestaciones, especialmente aquellos inmigrantes acogidos a “Refugio” y Chile facilita todas las acciones inherentes,  acorde a los tratados internacionales que ha suscrito.

Existe coincidencia entre los investigadores en que, si bien la inmigración no ha sido relevante en términos numéricos, si lo ha sido desde la perspectiva de las contribuciones que ésta ha realizado a Chile en ámbitos como la innovación tecnológica, la modernización agrícola, el desarrollo del comercio la banca, la industria y la minería entre otros.

El tema geográfico de migraciones se ha estudiado escasamente y en la actualidad amerita un análisis profundo para generar políticas públicas de empleo, salud y otras, en especial en capital y cabeceras de provincia que constituyen las mayores zonas de radicación.

Dra. Ana María Cabello Quiñones, Docente de Geografía U. Autónoma de Chile en Talca y Coordinadora Medio Ambiente.

Compartir:

FacebookTwitter


Recaudación Tributaria

tesoreria-general-de-la-republicaTratándose de los ingresos, al igual que sucede en una familia, constituye una instancia de preocupación, atención y ocupación, y por tanto, la reciente Cuenta Pública Participativa realizada por el Tesorero General de la República, nos ha demostrado que a pesar de que el periodo 2015 se caracterizó por una dinámica económica muy baja, la recaudación tributaria exhibió un incremento del 12% respecto del promedio alcanzado en los últimos cinco años.

Al identificar los principales aportantes, éstos siguen siendo el Impuesto a la Renta y el Impuesto al Valor Agregado, que explican el 90,1% del total recaudado, aumentando el primero en un 24,6%, y el segundo un 9,02%, respecto del 2014. Resulta atractivo conocer que respecto del Impuesto Verde, se lograron recaudar 35,05 billones de pesos.

Entre las principales razones en las que se sostiene el crecimiento, se ha argumentado la Nueva Política de Convenios y Condonaciones de la Reforma Tributaria, que permitió a la Tesorería reunir 146 mil 641 millones de pesos.

Ahora bien, como en todo orden de cosas, y en especial cuando se trata de dinero, aquel que se recibe, se suele comprometer y aplicar o utilizar en determinados menesteres, y en este caso la Ley de Presupuestos de la Nación asignó recursos preponderantemente, casi un 68% de los fondos ejecutados, a los ministerios del área social: Ministerio de Educación (36,9%), Trabajo (30,5%), y Salud (20,7%).

mauricio andrés burgos navarretePoniendo la raya para la suma, creo que como ciudadanos contribuyentes, nos regocija ver el incremento alcanzado, sin embargo, al mismo tiempo dado que son nuestros recursos los que en parte hacen que esta gran empresa denominada Estado funcione, también nos corresponde exigir y asegurar en la medida de las posibilidades, a través de las instancias pertinentes, y en ello el gobierno que sea tiene un gran desafío, lograr que dichos recursos, que no son ilimitados, sean bien gestionados en actividades y/o personas que agreguen valor al servicio público, y por sobre todo, que nos hagan sentir a los ciudadanos que los valores que hemos aportados son contributivos a mejorar en algo la calidad de nuestro diario vivir.

Mauricio Burgos N., Director de la carrera de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios.

 

Compartir:

FacebookTwitter


El costo social de usar el vehículo

congestion vehicularNos parece injusto muchas veces tener que pagar el permiso de circulación porque consideramos que está sobrevalorado; si planeamos renovar el vehículo debemos pagar traspasos y ahora impuestos adicionales, así también, el precio de la bencina sube y sentimos que la subvención nunca es suficiente como para amortiguar el mayor gasto que representa hoy ser propietario de un vehículo.

Hay malas noticias para el bolsillo, pues nada hace presagiar que la situación cambiará en el futuro. Esto porque no consideramos habitualmente en nuestro análisis los costos sociales asociados al uso de nuestro vehículo.

permiso circulacionEl incremento sostenido del parque automotriz en el país, hoy con más de siete millones de vehículos, creciendo en algunas regiones aceleradamente, mientras la infraestructura vial crece más lento que la cantidad de vehículos, congestiones cada vez más acentuadas en horarios peak, sumado las emisiones contaminantes que deterioran de la calidad de vida no solo de los usuarios de un vehículo, sino que de la comunidad en general, se transforman en un problema que los agentes reguladores deben corregir.

Lo anterior se compensa y tiene un efectivamente un costo que económicamente se denomina corrección de externalidades negativas generadas por el uso de un bien, en este caso mi automóvil, donde la compensación es el precio que debemos pagar por circular en nuestro vehículo y se representa por todos los costos descritos anteriormente, como pago de impuestos, patentes y alto precio del combustible.

En materia medioambiental, los impuestos a la emisión de contaminantes o “Impuestos Verdes” buscan potenciar el desarrollo sustentable y es una práctica generalizada en países desarrollados, ya que el objetivo de estos gravámenes es estimular en el largo plazo el uso de alternativas limpias y automóviles con bajas emisiones de CO2.

Humberto Salas1Si optamos por el uso de nuestro vehículo, debemos compensar obligatoriamente el costo social que generamos y el instrumento más efectivo de hacerlo es pagando los tributos correspondientes. El rol de los agentes reguladores es resguardar que los recursos captados por esta vía se destinen efectivamente a corregir dichas externalidades y se haga un uso eficiente de ellos.

Humberto Salas, docente de la Facultad de Administración y Negocios

Compartir:

FacebookTwitter


Crecimiento esperado para Chile en el 2016

proyecciones economicasRecientemente el Ministro de Hacienda tuvo que reducir la expectativa de crecimiento para Chile este año a un 2% tomando en cuenta lo que viene ocurriendo con el precio del cobre. Además se ha reconocido un déficit fiscal estructural de 1,5%. Sin embargo, las expectativas tanto de empresarios como consumidores hacen pensar que el crecimiento del PIB en el 2016 no superará el 1,8% y que el precio del cobre todavía experimentará alguna caída pues los principales demandantes de este metal a nivel internacional no muestran signos de una clara recuperación.

Si a esto sumamos el déficit fiscal, con un Banco Central que tiene las manos atadas pues si suben la tasa de interés se generarían desincentivos a la inversión y al consumo. La tasa de inflación esperada para este año no creo que este alrededor del 4% sino más bien cerca del 5%.

En suma, la pregunta es cómo salir de esta situación de entrampamiento. Las respuestas en general apuntan a temas de largo plazo como diversificar las exportaciones, mejorar la productividad, etc. ¿Qué se puede hacer en el corto plazo? Creo que una de las medidas es restringir el gasto público que no vaya en beneficio directo de aquellos más desposeídos o aquel que no genera empleo. En el sector público hay mucho espacio para mejorar la eficiencia de instituciones, empresas y proveedores de servicios. Por otro lado, es importante estimular al sector privado para que sean un motor en empleo e inversión.

Carlos Maquieira - copiaAlgunas reformas, por ejemplo, no contribuyen en ese sentido, me refiero específicamente a la reforma laboral en lo que guarda relación con no permitir en las huelgas los reemplazos. Por último, mantener la incertidumbre sobre un cambio en la constitución tampoco permite mantener las confianzas en las reglas del juego de nuestro país.

Ph.D. Carlos Maquieira, Decano Facultad de Administración y Negocios

 

Compartir:

FacebookTwitter