Los algoritmos: la libertad de no elegir

El avance de la tecnología ha permitido establecer herramientas que buscan facilitar ciertas elecciones cotidianas, una de ellas son los algoritmos, serie de cálculos que jerarquizan la información y esperan predecir lo que queremos.

Recientemente Netflix ha anunciado un cambio en este dispositivo, en un intento por acercarse más a nuestros gustos. Esta compañía no es la única, el algoritmo de Google por ejemplo, instala en las primeras posiciones lo que espera sea de nuestra preferencia; y el de Amazon por su parte nos recomienda libros y artículos que nos podrían interesar.

¿Cuál es la lógica detrás de estos dispositivos socio-técnicos? El raciocinio es que si nuestro comportamiento pasado ha sido de una determinada manera, y personas similares a nosotros han actuado de forma análoga, nuestro comportamiento futuro seguirá ciertos patrones, los cuales son fácilmente reconocibles a partir del comportamiento de los otros.

Para Dominique Cardon es contradictorio que en una época donde las personas por medio de sus representaciones, ambiciones y proyectos se piensan como sujetos autónomos, los cálculos algorítmicos atrapen sus deseos a la regularidad de sus prácticas. Aquellos que critican con mayor ahínco la pérdida de la “libertad” del ser humano son quienes quizás, y sin darse cuenta, utilizan con mayor frecuencia esta infraestructura de cálculos para efectuar elecciones prácticas y así poder dedicarse a labores de más alto rango intelectual. La elección de no elegir se encuentra socialmente distribuida.

Así, para quienes utilizamos estos dispositivos, los cálculos digitales guían nuestras preferencias y atan nuestras elecciones a conductas pasadas. Aquellos que no cuentan con los medios – económicos, sociales y cognitivos- para utilizar esta tecnología, limitarían sus posibilidades de elección y con ello su libertad, aunque ésta sea tecnológicamente guiada.

Si, como señala Jean Paul Sartre: el hombre está condenado a ser libre, en tanto la libertad es constitutiva del ser humano y en cada elección nos construimos, cabría preguntarse: ¿Qué futuro nos deparan las elecciones tecnológicamente asistidas? ¿Qué dicen éstas de nosotros? ¿Cuáles son nuestras alternativas?

Dr. Felipe Tello N (web)Alguien podría apuntar a un rechazo absoluto a las nuevas tecnologías y un retorno a un pasado primigenio. Otra posibilidad sería abandonarse de manera acrítica a los dispositivos que la técnica pone a nuestra disposición. Una tercera opción es ser vigilantes, percibir cuál es la lógica de estas herramientas. Quizá el primer paso sea comprender qué elegimos cuando elegimos no elegir.

Dr. Felipe Tello Navarro, Centro de Gestión Social (CEGES). Universidad Autónoma de Chile.

Balance económico 2016 y proyecciones 2017

shutterstock_342806591Según los recientes datos de cuentas nacionales entregados por el Banco Central de Chile (BCCH), el crecimiento de la economía a nivel nacional de los primeros tres trimestres del año fueron de sólo 2,3%, 1,5% y 1,6%, respectivamente. Para el cuarto trimestre las estimaciones de crecimiento siguen siendo poco alentadoras, con una expansión que no superaría el 1%, con lo cual se puede estimar un crecimiento económico final para el 2016 de sólo un 1,6%.

La inevitable explicación que surge del débil crecimiento económico nacional, es la baja sostenida de la industria minera que tuvo una histórica caída en junio de un 9,4%, sólo comparable con la caída de agosto del 2011 que fue de un 10,9%.

Además, la caída del Índice Mensual de Actividad Económica (IMACEC) de octubre en 0,4% representó el peor comportamiento de la economía nacional durante el 2016, de hecho fue el único mes del año en que hubo un decrecimiento de nuestra economía, situación que no se observaba desde octubre del 2009, es decir, desde hace ya más de siete años.

Guillermo Riquelme2Es así como la caída de la inversión en Chile, medida a través de la Formación Bruta de Capital Fijo (FBCF), decrecería el 2016 un 2,4%, acumulando tres años consecutivos de contracción (-4,2 y -1,5 para los años 2014 y 2015, respectivamente), situación que no se apreciaba desde hace 40 años. Lamentablemente, dada la persistente caída de la inversión, la recuperación económica a nivel nacional se podría postergar, incluso, hasta recién el segundo semestre del año 2018. Pudiéndose esperar aumentos en la tasa de desempleo, no sólo por una pérdida de empleos debido al bajo crecimiento económico, sino también por las menores expectativas de los diversos agentes económicos sobre el devenir de nuestra economía. Las bajas expectativas están provocando reducciones graduales en las decisiones de inversión y consumo privado, que mantendrían a la economía nacional con bajos niveles de crecimiento.

En cuanto a las proyecciones económicas, en el Informe de Política Monetaria (IPOM) de diciembre de 2016, el BCCH estimó un potencial de crecimiento país para el 2017 de un 3%, no obstante, en términos efectivos, el crecimiento económico de Chile estará muy por debajo de esa cifra, en torno a un 2%.  Sin duda, el potencial de crecimiento de Chile se ha mermado fundamentalmente por la caída de la inversión de los últimos 3 años. Además, es sabido que la inversión requiere de un tiempo mayor, en espera de la reactivación del consumo, lamentablemente, el consumo muestra débiles señales de recuperación.

Las estimaciones de precios de algunos commodities siguen siendo bajas, especialmente del precio del cobre que, en promedio, el 2016 bordeó los US$ 2,2 la libra proyectándose para el 2017 una pequeña alza que no superaría los US$ 2,5 la libra, lo que seguirá afectando los ingresos de CODELCO y, por ende, seguiremos con déficit fiscal el 2017.

El empleo seguirá siendo precario este año, el mercado laboral compensará la pérdida del empleo asalariado (dependiente) con más empleo de cuenta propia (independiente), no obstante, la tasa de desempleo se mantendrá relativamente baja en un rango entre 6,2 y 6,8 por ciento.

Respecto de la inflación, las proyecciones son mucho más auspiciosas ya que el 3% del 2016 permite proyectar una inflación muy moderada el 2017, en un rango de entre 2,4 y 2,8 por ciento.

Dr. Guillermo Riquelme Silva. Investigador del Centro de Estudios y Gestión Social, Universidad Autónoma de Chile.

La Navidad como un fenómeno de consumo masivo

compras-navidad-consumoNo es ningún misterio que apenas termina Halloween, las vitrinas de supermercados y casas comerciales se llenan de todo tipo de motivos, regalos, sorpresas anunciando la llegada de la última gran temporada de consumo masivo del año: la navidad.

Lo anterior nos hace reflexionar sobre el denominado “espíritu navideño”, si es que algo como eso realmente existe, entendiendo que lo verdaderamente importante para las familias en estas fechas debiera ser el sentido de unión en torno a… ¿un regalo?.

Está claro que la navidad, en cuanto festividad, es una tradición judeo-cristiana que celebra el nacimiento de Jesús –el mesías-, simbolizando de paso la austeridad, entendiendo que el simbolismo del “pesebre” denota precisamente la pobreza material en la que Jesús fue alumbrado. Toda esta imagen religiosa que está en el inconsciente cultural de las sociedades occidentales, incluyendo la nuestra, colisiona con la imagen del “viejo pascuero” que reparte regalos a los niños, que la sociedad del hiperconsumo se ha encargado de mercantilizar hasta el infinito.

Recordando al connotado pensador francés Gilles Lipovetsky, quien acuñó el concepto de la sociedad del “hiperconsumo”, nos advierte que uno de los efectos que tiene el sobreconsumo en la vida social es la pérdida de confianza social, el altruismo y la empatía, lo cual genera como consecuencia la pérdida de valores.

En efecto, los procesos de individualización, característicos de nuestra era, son exacerbados a través del enaltecimiento de la imagen de consumidor exitoso que se ha instalado en nuestra sociedad. El éxito se mide por la capacidad de consumo y este, a su vez, por nuestros ingresos o por la capacidad que tengamos de endeudarnos.

Foto Claudio Vásquez WiedemanLo importante es estar a la moda, satisfacer los deseos e impulsos que nos dominan y que el marketing se encarga de instalar en nuestras conciencias como un bien deseable, como una aproximación a la felicidad.

Claudio Vásquez Wiedeman
Sociólogo – Mg. en Cs. Sociales
Coordinador Estudios CEGES
U. Autónoma de Chile – Sede Talca

Cómo celebramos Fiestas Patrias los chilenos

Cuandchile_flags_in_puerto_montto reflexiono acerca de lo que celebramos cuando festejamos las fiestas patrias, se me viene a  la mente la imagen de la primera junta nacional de gobierno, encabezada por Mateo de Toro y Zambrano, la cual se efectuó el 18 de Septiembre de 1810,  en la ciudad de Santiago, como un primer intento de establecer un autogobierno, pero jurándole lealtad al rey de España. Se dice que esta fue la primera instancia en la que la gente salió a las calles a celebrar masivamente este acto de incipiente rebeldía, que se consagraría 8 años más tarde con la jura de la independencia (12 febrero de 1818). De esta manera, las fiestas patrias vendrían siendo el “cumpleaños de Chile”, en el cual se conmemora su nacimiento como proyecto de autogobierno, que decantaría, casi una década después, en la constitución de la República independiente y soberana de Chile.

Foto Claudio Vásquez WiedemanNo obstante lo dicho, la solemnidad de tamaña hazaña es soslayada por el sentido que actualmente ha tomado la conmemoración de esta fecha en la actualidad: 205 años después, para la mayoría de los chilenos esta es una fecha que significa pasarlo bien, o sea, comer harto, beber sin remordimiento y bailar. Probablemente para una minoría creciente, significa “mini vacaciones” fuera del país, aprovechando las promociones de viajes de la temporada. Sin embargo, de manera transversal implica compartir en familia, celebrar y festejar en torno a un asado y por sobretodo, construir identidad cultural de manera  transgeneracional, los más viejos con los más jóvenes. Aquí es precisamente donde se construye la chilenidad, en la decantación y traspaso de valores culturales en torno a la unión familiar, construyendo comunidad, independiente si se baila cueca o reggaetón.

Claudio Vásquez Wiedeman, Sociólogo – Magíster en Cs. Sociales. Coordinador Unidad de Estudios, Centro de Estudios y Gestión Social del Maule, Universidad Autónoma de Chile.

El Brexit: impacto político y económico

brexitEl Brexit es un término que abrevia un conjunto de palabras que dan sentido a los Británicos (British) de su deseo de salirse (Exit) de la Unión Europea (UE). No obstante, siendo muy rigurosos, el referéndum que se votó el pasado 23 de junio involucra a todo el Reino Unido  (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte) y no solo a los británicos (Inglaterra, Escocia y Gales).

La salida del Reino Unido de la Unión Europea, le confiere mayor independencia política y económica. Por un lado, la problemática de los inmigrantes podría ser abordada directamente, restringiendo o, radicalmente, prohibiendo  la libre circulación de trabajadores comunitarios, que actualmente reciben significativas ayudas sociales de parte de Gran Bretaña. Estas ayudas son consideradas un costo muy alto para el país, afectando la atención de sus propios ciudadanos, de ahí también se desprende el aumento de posturas xenófobas, particularmente, en Inglaterra. Por otro lado, el Brexit le permitiría también mayor independencia financiera al Reino Unido, que al no tener el Euro como moneda, se ve menos afectado por la actual crisis de la Eurozona.

No obstante, hoy en día la gran preocupación económica a nivel mundial, es el efecto que el Brexit tendría para los demás países de la UE, ya que pone en riesgo la continuidad y fortaleza del bloque político y económico, más aún cuando, en términos de la contribución neta, el Reino Unido es el segundo contribuyente de la UE después de Alemania.Guillermo Riquelme2

En lo inmediato, el Brexit generó un desplome generalizado de las bolsas a nivel mundial, en especial, lo vivido el viernes 24 de junio (1 día después de la votación), siendo denominado por los analistas como el “viernes negro”, con una caída de los distintos índices bursátiles, es así como el FTSEurofirst 300, de las principales acciones de Europa, se desplomó 6,36%, destacándose la caída de un 12,5% de la bolsa de Madrid. No obstante, el comienzo de esta semana bursátil ha dado cuenta de un “efecto rebote” en las principales bolsas del mundo, en torno a un 2 a 3% de aumento, lo que no compensa totalmente lo perdido, pero es una clara señal que el efecto  financiero del Brexit parece estar acotado.

En Chile, la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) no estuvo ajena al Brexit, cerrando el viernes 24 con una caída en torno a un 2%, en particular, el  Índice de Precios Selectivo de Acciones (IPSA), que agrupa los títulos de las 40 más grandes empresas del país, cayó un 1,65%. Dentro de ellas, la peor caída la tuvo la compañía Concha y Toro con un -3,95%.  Empresa muy conocida por ser un auspiciador del Manchester United FC de la Premier League de Inglaterra. Pero al igual que las bolsas del mundo, en estos días, los títulos en Chile han recuperado parte de lo perdido el “viernes negro”. Además, en términos de exportación, el Reino Unido participa solo del 1% del total nuestros envíos. En tal sentido, el impacto económico directo del Brexit para Chile es pequeño.

Dr. Guillermo Riquelme Silva, Economista. Investigador del Centro de Estudios y Gestión Social Universidad Autónoma de Chile.

 

Impacto del Cáncer en la familia

Familia dosLa reciente noticia de la enfermedad de cáncer de mama diagnosticada a la conductora de televisión, Javiera Suárez, pone nuevamente en el tapete la importancia de hablar de este tema.

En la actualidad existen diagnosticados más de 100 tipos de cáncer y gracias a los avances de la medicina, hoy un gran número de personas se cura de esta enfermedad. No obstante, hay que tener presente que el tratamiento del cáncer no se limita a la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia u hormonoterapia. Los aspectos sicológicos y sociales que conlleva la enfermedad son tenidos en cuenta cada vez más, dado a que un diagnóstico de cáncer trasciende más allá de la problemática médica, afectando las relaciones familiares y sociales del paciente. Cuando una persona tiene cáncer, toda la familia y entorno cercano sufre la enfermedad.

No es fácil escuchar y aceptar un diagnóstico de cáncer. Se presenta desconcierto, alta ansiedad, incertidumbre sobre el futuro. Existe un alto impacto a nivel familiar, ya que se trata de una crisis no esperable que irrumpe la vida actual y los planes futuros del “ahora” paciente y de sus cercanos. Esto, porque se ingresa raudamente a un mundo deFoto investigadorasconocido, con códigos médicos difíciles de comprender, ante los cuales hay que familiarizarse para introducirse y conocer rápidamente en qué consiste la enfermedad y el proceso.

En este escenario, los miembros de la familia -esposos, padres, hijos, hermanos, etcétera-, intentan centrar sus esfuerzos en continuar con la vida cotidiana y realizar sus funciones normalmente, con tal de mantener el equilibrio. En otros casos nace el papel de cuidador, que en la mayoría de estos es asumido por un familiar cercano. Pero también sucede que ante tal escenario estresante, la enfermedad conlleva la desarticulación y disfuncionalidad familiar debido a la escasa capacidad de afrontamiento, vale decir, de aceptar y sobreponerse emocionalmente al factor estresante y rearmarse en el papel desempeñado al interior de la familia, en función de vencer el desafío.

En ambos casos se hace imprescindible que las políticas públicas de salud incorporen dentro de sus sistemas de atención un acompañamiento profesional integral, de carácter bio-sico-social  para pacientes y sus familias, que permita la contención, educación y acompañamiento del proceso, en miras a la mejora de su calidad de vida, y,  generar y potenciar mayores espacios para la prevención desde edades tempranas.

Mg. Evelyn Reyes Sánchez, Trabajadora Social. Docente investigadora Trabajo Social, Universidad Autónoma de Chile.

 

La culpa de ser un león

foto ZoológicoDetrás del incidente protagonizado por Franco Ferrada joven que, como todos sabemos, entró desnudo a la jaula de los leones en el Zoológico Metropolitano de Santiago el pasado sábado, se ha descubierto también una difícil historia familiar de abandono y vulnerabilidad. El hecho que su madre haya fallecido cuando él contaba con tan solo 11 años, que su padre sea alcohólico incapaz de responsabilizarse por sus hijos y que haya tenido que ser internado en un centro del SENAME, junto con sus ocho hermanos, indica la difícil trayectoria de vida por la que este joven ha atravesado.

De manera complementaria se infiere, a partir de la carta escrita por Franco, que algún problema de salud mental padecía, posiblemente esquizofrenia, la cual seguramente se había desencadenado de forma reciente, pues las personas que lo conocían de cerca, avalaban el hecho de que “era un joven normal”, con planes y proyectos como cualquier otro trabajador a su edad.

No obstante, lo terrible del caso, lo verdaderamente espeluznante ha sido leer los comentarios que los lectores de noticias de internet han dejado. Definitivamente la discusión se polarizó entre quienes consideran que el joven debería haber muerto en favor de los leones, mientras que otros empatizan con la situación de Franco y no lo responsabilizan directamente de la muerte de los felinos, pues se comprende que el joven no se encontraba en un estado “normal”.

De  esta manera, ¿quién tiene la culpa en este lamentable episodio?, pareciera ser este el centro de la discusión de los internauFoto Claudio Vásquez Wiedemantas en torno a este hecho. Sin lugar a dudas, los animales no tienen ninguna: solo siguieron sus instintos felinos. Franco tampoco: su situación mental lo enajena de cualquier responsabilidad. Posiblemente, esta situación amerite a una revisión de los protocolos de seguridad por parte del recinto capitalino, pues no debería ser tan sencillo meterse dentro de la jaula de ningún animal.

Finalmente, no debería dejarnos indiferentes el hecho de la vunerabilidad en la que se ven expuestos muchos niños en nuestro país, que crecen sin el afecto y compromiso de sus núcleos íntimos (por la razón que sea), siendo internados en centros para menores del SENAME como última alternativa.

Lamentablemente, parte importante de nuestra sociedad se ha tornado altamente insensible al dolor ajeno, siendo incapaz de empatizar con la historia de Franco. Si no somos capaces de mirarnos al espejo y rescatar la humanidad que existe en todos nosotros, estaremos lejos de construir una sociedad cohesionada, que supere sus polaridades de clase, políticas, ideológicas, etc. y nos reconozcamos como ciudadanos de este país, pudiendo convivir en armonía por un futuro mejor para todos.

 Claudio Vásquez Wiedeman, Sociólogo. Centro de Estudios y Gestión Social del Maule, Universidad Autónoma de Chile.