La conveniencia económica de eliminar las monedas de $1 y $5

1 pesoLa eliminación de la moneda de $1 en Chile no significa para nada que dejemos el peso como unidad de medida monetaria, lo sigue siendo sin ningún problema.  Además ha estado en la discusión pública reciente la conveniencia de eliminar la moneda de $5. En la práctica hay dos elementos importantes que se deben tomar en cuenta al momento de tomar esta decisión. En primer lugar hasta qué punto se utilizan estas dos monedas en las transacciones realizadas por cada uno de nosotros y el segundo aspecto guarda relación con el costo de producir ambas monedas. En las transacciones cada vez se utilizan menos ambas monedas y el costo de producir la moneda de $1 es $6, mientras que la de $5 cuesta $17 su producción. Claramente hay pocos beneficios y altos costos de mantener la producción de estas dos monedas. Alguien podría también argumentar que éstas son usadas para donaciones a diversas instituciones (Hogar de Cristo, Fundación las Rosas, etc.). Sin embargo, ellas no perciben que exista un peligro en la disminución de los aportes que se realizan.

Carlos Maquieira - copia En forma práctica sería necesario redondear las transacciones y para ello se podría pensar en todas aquellas cifras terminadas en valores inferiores a 5, entonces redondear hacia abajo y las terminadas en valores mayores o iguales a 5 redondear hacia arriba. Por la ley de grandes números que se puede aplicar a las transacciones el efecto neto debiera ser nulo.

No tengo duda alguna que es altamente conveniente eliminar la producción de estas dos monedas, pues significaría un ahorro para el país.

Carlos Maquieira, Ph.D. Decano, Facultad de Administración y Negocios Universidad Autónoma de Chile

 

Indicadores económicos: ¿qué ha cambiado y qué viene en adelante?

foto1La semana pasada, fue exclusiva de entrega de resultados de los principales indicadores económicos para nuestros país. Dado esto, las expectativas comienzan a reconfigurarse, lo que hace interesante la discusión y evaluar en detalle qué deberíamos esperar para la casi segunda mitad de este año.

Así, la semana anterior nos sorprendimos con el registro de IMACEC del mes de marzo, el cual anotó un crecimiento de 2,1%, resultado por sobre lo esperado por los agentes. De este modo, el BCCh señaló que gran parte de esto se debió a un incremento en el sector servicios. Sin embargo, las últimas encuestas de expectativas del BCCh ponen de manifiesto que aún la economía estaría debilitada, con expectativas que no logran repuntar del todo. Así, para diciembre 2016 se espera un crecimiento de apenas 1,7%, mientras que recién hacia 2017 este debería aumentar a 2,4%, y ya para 2018 alcanzar un 3,0%.

Por su parte, el último registro inflacionario del mes de abril anotó un 0,3% m/m, muy en línea con lo esperado por los agentes. De este modo, a nivel anual el IPC marca un 4,2%, mientras que el subyacente (sin alimentos ni energía) aún se
mantiene en torno al 4,6% a/a. Este resultado, se debió en gran parte a la baja anotada durante el mes en el precio de los combustibles, debido al bajo precio del petróleo que aún se mantiene en los mercados internacionales.

Sin embargo, cabe mencionar que las expectativas en torno a la inflación han ido presentando sus primeras notas suaves, tal como lo exhibe la encuesta de operadores financieros de la primera quincena de este mes del Central, en la que ya se enmarca una perspectiva inflacionaria a 12 meses en torno al 3,0%. Junto a esto, las expectativas para nuevos aumentos de alza de tasa de política monetaria resultaron en una moderación considerable, gracias precisamente a esta baja en la variación de precios esperada. Así, los agentes creen que hacia finales de este año o durante el primer semestre del próximo, podríamos ver una nueva alza en la TPM, pero sin embargo, no han descartado una segunda alza que llevaría a la tasa a un nivel de 4,00%.

Foto Prensa Rafael BarrazaDado este panorama, podemos darnos cuenta de que aún es pronto para hablar de una senda de recuperación, lo cual no quita que el mercado ya haya internalizado estas perspectivas en los precios. De este modo, será crucial el comportamiento de los nuevos datos macroeconómicos que resulten de aquí en adelante, para que de este modo los agentes económicos vayan recuperando la confianza en el mercado, ajustando sus expectativas, y que finalmente logremos retomar una senda de crecimiento sostenido para nuestro país.

Rafael Barraza Prenafeta, Economista, Académico Universidad Autónoma de Chile.

Atenciones al Factoring

factoring 2El factoring es un medio de financiamiento a corto plazo que descansa en anticipar en efectivo un porcentaje de las ventas a plazo propias del giro de una empresa, respaldándose el financista en los documentos ligados al sujeto que compra (tercero): facturas, cheques, letras u otro; y que se amortiza en la medida que se van produciendo los vencimientos y pagos de dichos documentos.

Por ello, cuando una empresa no recibe efectivo en sus ventas y requiere de liquidez o necesita compensar la falta de liquidez debido a una estacionalidad, por ejemplo, como han indicado algunos operadores del sector en artículos recientes, constituye una alternativa a considerar.

No obstante, como debe suceder con cualquier mecanismo de financiamiento, es conveniente visualizar  el factoring con atención, pues a la facilidad y rapidez en su otorgamiento, hay algunos puntos a los cuales otorgar consideración:

1°) las instituciones que lo otorgan exhiben distintos grados de exigencia, y tal flexibilidad puede ser fatal para una empresa, pues se podrían financiar documentos de dudosa capacidad de pago;

2°) analizar los costos ligados a la ejecución de una operación, pues varían de institución a institución, y a los intereses se suelen agregar comisiones;

3°) el factoring en el medio nacional descansa esencialmente en la cesión de los documentos (no su venta), lo cual conlleva para el cliente la responsabilidad de que en caso que un tercero no pague su obligación al vencimiento, sea él el que se haga cargo;

4°) tener en mente que la naturaleza de este tipo de operaciones se sustenta en la calidad del tercero como buen pagador;

5°) el deterioro en la cartera de terceros que mantiene un cliente de factoring puede implicar que la cartera total de sus terceros sea depositada de manera anticipada, afectando a los involucrados, y por ende dañando la relación comercial de la empresa que realiza factoring y sus respectivos clientes;

mauricio andrés burgos navarrete6°) en lugar de asumir un único pago de alto valor, es conveniente a fin de minimizar el riesgo de pago a su vencimiento, atomizarlo en distintos periodos;

7°) la empresa en relación a su proceso de otorgar crédito debe contar con un sistema de análisis comercial de sus potenciales clientes, personas o empresas, de manera de prevenir, en la medida de lo posible, futuras complicaciones en la recuperación de dichos valores a su vencimiento.

Mauricio Andrés Burgos Navarrete, Director de la carrera de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios. Universidad Autónoma de Chile.

Farmacias y ópticas populares

medicamentosSin duda que las medidas que permiten facilitar el acceso a la población de menores ingresos a bienes necesarios como medicamentos y lentes ópticos son siempre valoradas.

Sin embargo, debemos analizar la forma y el fondo de estas iniciativas. Es válido cuestionarnos si el precio que pagamos actualmente es “justo”, dado que al ingresar al mercado farmacias y ópticas populares con diferencias de precios considerablemente menores a los que existen hoy en el mercado, podemos deducir que los márgenes en estas industrias son anormales, cuando esto sucede, existen incentivos para que ingresen nuevos participantes y los precios se estabilicen operando así las fuerzas del mercado. Esto generaría mayor competencia –en beneficio del consumidor- siempre y cuando la eficiencia y la ventaja en costos de los nuevos entrantes populares fuese real y no generada por monopolios estatales en la compra de stock, pues no estarían compitiendo en las mismas condiciones qu
e las empresas existentes.

Habitualmente cuando los agentes públicos deciden subvencionar el consumo de un bien, los incentivos se aplican a la demanda, pues en este caso existe un mercado operando con reglas del juego ya definidas, luego, los participantes se esfuerzan por ofrecer la mejor relación precio-calidad y el beneficiario elige de acuerdo a sus preferencias. Aquí surge entonces el real dilema, estas son iniciativas aisladas impulsadas por autoridades comunales y no corresponden a políticas de Estado que beneficien a la población de bajos ingresos.

Humberto SalasEn consecuencia, la articulación con los gobiernos locales para crear mecanismos que beneficien a la población sin intervenir la libre competencia, es una tarea de largo plazo.

Hoy las comunas pioneras poseen los recursos para innovar y la posibilidad de que municipios pequeños de localidades rurales donde realmente existen carencias y vulnerabilidad implementen iniciativas similares es muy remota sin la existencia de programas estructurales.

Humberto Salas Jara, Docente Facultad de Administración y Negocios, Universidad de Autónoma de Chile.

Nuestra querida Gabriela

Gabriela_Mistral_1945El dinero en sus múltiples expresiones y concepciones en la historia del hombre, ha
tenido diversas formas de presentación, predominando el papel moneda (billete) y el formato metálico (moneda). Particularmente respecto del primero, dentro de los elementos que lo conforman, está la presencia de la imagen de un connotado personaje público.

Asimismo y con difusión reciente en medios escritos nacionales, hemos tomado conocimiento que en Estados Unidos la imagen de la esclava y abolicionista del siglo XIX, Harriet Tubman, comenzará a ser parte de los billetes de US$20, lo que constituye todo un hito en la cultura y quehacer del país del norte, pues es la primera mujer que aparece en esa instancia, la que además de su condición de género, se agrega que se trata de una persona de color, lo que resulta singular pues alude a un país que normalmente marca pautas, se arroja el reconocimiento de libertades y que calificándose de desarrollado, sólo en pleno siglo XXI, se haga este reconocimiento.
Si bien nuestro país, aún se encuentra en el proceso de empuje para intentar sacarse de encima aquello de “país en vías de desarrollo”, y reconociendo que se tienen virtudes, así como también algunas limitaciones o deficiencias, podemos señalar con orgullo que llevamos años de ventaja en este tema de género en el papel moneda, específicamente 35 años, pues habiendo estado nuestros billetes dominados por la presencia de varones desde el año 1931, a contar del año 1981, nuestra ilustrísima poetisa nacional y Premio Nobel de Literatura en el año 1945, Gabriela Mistral, comienza a figurar como imagen en los billetes de denominación de $5.000; condición que a la fecha se sigue manteniendo, aun cuando el tipo de material del papel moneda y otras características hayan cambiado.

mauricio andrés burgos navarreteRetrocediendo en el tiempo, y remontándonos a 1981, ¿habrá sucedido que los medios de comunicación norteamericanos le hayan puesto tanta atención a la inclusión de nuestra galardoneada poetisa como rostro en el billete de $5.000? No lo sé, tal vez resulte cultural averiguarlo.

Mauricio Andrés Burgos Navarrete, Doctorando y Master en Finanzas, Director de la carrera de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile.

 

El dólar rompiendo los pisos técnicos… ¿algún cambio en la tendencia?

dolarDurante esta semana hemos observado como el tipo de cambio se ha visto fuertemente afectado a la baja, traspasando incluso el piso técnico de los 660 clp/usd. En este sentido, muchos agentes se estarán cuestionando si lo anterior representa un cambio de tendencia o no en la paridad cambiaria. Pues para analizar esto, no debemos perder de vista los fundamentos que sostienen las expectativas de analistas e inversionistas en torno al mercado del dólar.

Primeramente, y de modo más concreto, el tipo de cambio en nuestro país se ha visto afectado considerablemente por la entrada de nuevos flujos de capitales en las últimas semanas, lo cual va aparejado de un mejor desempeño exhibido en los distintos activos del escenario latinoamericano. Sin embargo, la pregunta que viene a la mente es el porqué de estas entradas de capital a estas economías… ¿será por cambio en las expectativas de los agentes, o simplemente un fenómeno técnico de corto plazo?

Pues para responder a lo anterior, es que debemos evaluar cómo se han comportado y seguirán haciéndolo las distintas variables que afectan a la paridad cambiaria en nuestro país. Así, una de las primeras que aparecen es el precio del cobre, el que ha ido presentando alzas considerables en los últimos días, alcanzando niveles cercanos a los 2,30 usd/libra en la Bolsa de Metales de Londres. Lo anterior, en medio de los últimos datos de PIB del 1er trimestre en China (6,7% a/a) el que estuvo en línea con lo esperado, sumado a algunos datos de producción industrial que obtuvieron un aumento mayor a lo esperado. Sin embargo, existen novedades en lo que respecta a estímulos tanto monetarios como fiscales, los cuales logren un alto nivel de efectividad económica, no se han dejado oír, razón la cual parecieran no darse mayores cambios en los fundamentos respecto de la inminente desaceleración del gigante asiático.

Paralelamente, cambios en los diferenciales de tipos de interés tanto para EEUU así  como para nuestro país parecieran haberse enfriado por lo pronto, dadas las últimas declaraciones de Yellen en la cual ponía paños fríos a las especulaciones de mayores alzas de la tasa de interés norteamericana en los próximos meses, lo cual fue acompañado por el mejor manejo de expectativas que sostuvo el Banco Central de Chile, donde si bien los agentes pronostican 2 nuevas alzas para la TPM, estas no deberían comenzar al menos hasta el 3er o 4to trimestre del presente año.

Foto Prensa Rafael BarrazaAsí, parece ser que los fundamentos macroeconómicos no han cambiado del todo, por lo que los fenómenos que hemos observado en el tipo de cambio local las últimas semanas, corresponderían netamente a fenómenos de corto plazo, y no a variables fundamentales. Dado esto, podríamos esperar un tipo de cambio en torno a los 700 pesos hacia finales del 2016.

Rafael Barraza P., economista y académico de la Facultad de Administración y Negocios

Expectativas de crecimiento 2016

pesoDurante los últimos meses, mucho se ha hablado en torno al bajo crecimiento económico que está experimentando nuestro país, a lo cual se suma un menor desempeño exhibido por los commodities en general -entre ellos el cobre-, en las bolsas de metales respectivas. Recordemos que esto viene de la mano con perspectivas pesimistas desde China, y que su menor dinamismo económico trae como consecuencia menores expectativas de demanda de recursos.

Así, el último dato de PMI manufacturero para el mes de febrero continuó enviando señales de una mayor contracción en la actividad industrial del gigante asiático, lo cual se corroboró también con el fuerte retroceso experimentado en su balanza comercial, con un -13.8% a/a febrero para importaciones (-10.0% esperado), y un -25.4% a/a febrero en exportaciones (contra un -12.5% esperado). Dado esto, la suma de malos datos macroeconómicos chinos hacia finales de 2015 y comienzos de 2016, generaron que el cobre cayera a mínimos de 2,00 usd/lb, para actualmente posicionarse en torno a los 2,30 usd/lb, rebote que pareciese no apuntar a una naturaleza fundamental, sino más bien a una de carácter técnico. De este modo, ¿qué deberíamos esperar para el crecimiento de nuestro país en lo que resta del año?

Pues dado el panorama descrito anteriormente, las cifras no son muy auspiciosas. Según las últimas encuestas de expectativaFoto Prensa Rafael Barrazas económicas del BCCh, los agentes aún esperan un crecimiento medido por IMACEC bajo el 2,0%. Asimismo, la expansión del PIB para finales de este año también se ubica en torno a un 1,7%, cifras que podrían terminar concretándose, de no ver un cambio en las expectativas de los inversionistas respecto de nuestro principal cliente del metal rojo, además de no retomar una senda de expansión basada en una mayor certidumbre para las inversiones.

Rafael Barraza Prenafeta, Académico Economía U. Autónoma de Chile

 

Recaudación Tributaria

tesoreria-general-de-la-republicaTratándose de los ingresos, al igual que sucede en una familia, constituye una instancia de preocupación, atención y ocupación, y por tanto, la reciente Cuenta Pública Participativa realizada por el Tesorero General de la República, nos ha demostrado que a pesar de que el periodo 2015 se caracterizó por una dinámica económica muy baja, la recaudación tributaria exhibió un incremento del 12% respecto del promedio alcanzado en los últimos cinco años.

Al identificar los principales aportantes, éstos siguen siendo el Impuesto a la Renta y el Impuesto al Valor Agregado, que explican el 90,1% del total recaudado, aumentando el primero en un 24,6%, y el segundo un 9,02%, respecto del 2014. Resulta atractivo conocer que respecto del Impuesto Verde, se lograron recaudar 35,05 billones de pesos.

Entre las principales razones en las que se sostiene el crecimiento, se ha argumentado la Nueva Política de Convenios y Condonaciones de la Reforma Tributaria, que permitió a la Tesorería reunir 146 mil 641 millones de pesos.

Ahora bien, como en todo orden de cosas, y en especial cuando se trata de dinero, aquel que se recibe, se suele comprometer y aplicar o utilizar en determinados menesteres, y en este caso la Ley de Presupuestos de la Nación asignó recursos preponderantemente, casi un 68% de los fondos ejecutados, a los ministerios del área social: Ministerio de Educación (36,9%), Trabajo (30,5%), y Salud (20,7%).

mauricio andrés burgos navarretePoniendo la raya para la suma, creo que como ciudadanos contribuyentes, nos regocija ver el incremento alcanzado, sin embargo, al mismo tiempo dado que son nuestros recursos los que en parte hacen que esta gran empresa denominada Estado funcione, también nos corresponde exigir y asegurar en la medida de las posibilidades, a través de las instancias pertinentes, y en ello el gobierno que sea tiene un gran desafío, lograr que dichos recursos, que no son ilimitados, sean bien gestionados en actividades y/o personas que agreguen valor al servicio público, y por sobre todo, que nos hagan sentir a los ciudadanos que los valores que hemos aportados son contributivos a mejorar en algo la calidad de nuestro diario vivir.

Mauricio Burgos N., Director de la carrera de Auditoría e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios.

 

El costo social de usar el vehículo

congestion vehicularNos parece injusto muchas veces tener que pagar el permiso de circulación porque consideramos que está sobrevalorado; si planeamos renovar el vehículo debemos pagar traspasos y ahora impuestos adicionales, así también, el precio de la bencina sube y sentimos que la subvención nunca es suficiente como para amortiguar el mayor gasto que representa hoy ser propietario de un vehículo.

Hay malas noticias para el bolsillo, pues nada hace presagiar que la situación cambiará en el futuro. Esto porque no consideramos habitualmente en nuestro análisis los costos sociales asociados al uso de nuestro vehículo.

permiso circulacionEl incremento sostenido del parque automotriz en el país, hoy con más de siete millones de vehículos, creciendo en algunas regiones aceleradamente, mientras la infraestructura vial crece más lento que la cantidad de vehículos, congestiones cada vez más acentuadas en horarios peak, sumado las emisiones contaminantes que deterioran de la calidad de vida no solo de los usuarios de un vehículo, sino que de la comunidad en general, se transforman en un problema que los agentes reguladores deben corregir.

Lo anterior se compensa y tiene un efectivamente un costo que económicamente se denomina corrección de externalidades negativas generadas por el uso de un bien, en este caso mi automóvil, donde la compensación es el precio que debemos pagar por circular en nuestro vehículo y se representa por todos los costos descritos anteriormente, como pago de impuestos, patentes y alto precio del combustible.

En materia medioambiental, los impuestos a la emisión de contaminantes o “Impuestos Verdes” buscan potenciar el desarrollo sustentable y es una práctica generalizada en países desarrollados, ya que el objetivo de estos gravámenes es estimular en el largo plazo el uso de alternativas limpias y automóviles con bajas emisiones de CO2.

Humberto Salas1Si optamos por el uso de nuestro vehículo, debemos compensar obligatoriamente el costo social que generamos y el instrumento más efectivo de hacerlo es pagando los tributos correspondientes. El rol de los agentes reguladores es resguardar que los recursos captados por esta vía se destinen efectivamente a corregir dichas externalidades y se haga un uso eficiente de ellos.

Humberto Salas, docente de la Facultad de Administración y Negocios

Crecimiento esperado para Chile en el 2016

proyecciones economicasRecientemente el Ministro de Hacienda tuvo que reducir la expectativa de crecimiento para Chile este año a un 2% tomando en cuenta lo que viene ocurriendo con el precio del cobre. Además se ha reconocido un déficit fiscal estructural de 1,5%. Sin embargo, las expectativas tanto de empresarios como consumidores hacen pensar que el crecimiento del PIB en el 2016 no superará el 1,8% y que el precio del cobre todavía experimentará alguna caída pues los principales demandantes de este metal a nivel internacional no muestran signos de una clara recuperación.

Si a esto sumamos el déficit fiscal, con un Banco Central que tiene las manos atadas pues si suben la tasa de interés se generarían desincentivos a la inversión y al consumo. La tasa de inflación esperada para este año no creo que este alrededor del 4% sino más bien cerca del 5%.

En suma, la pregunta es cómo salir de esta situación de entrampamiento. Las respuestas en general apuntan a temas de largo plazo como diversificar las exportaciones, mejorar la productividad, etc. ¿Qué se puede hacer en el corto plazo? Creo que una de las medidas es restringir el gasto público que no vaya en beneficio directo de aquellos más desposeídos o aquel que no genera empleo. En el sector público hay mucho espacio para mejorar la eficiencia de instituciones, empresas y proveedores de servicios. Por otro lado, es importante estimular al sector privado para que sean un motor en empleo e inversión.

Carlos Maquieira - copiaAlgunas reformas, por ejemplo, no contribuyen en ese sentido, me refiero específicamente a la reforma laboral en lo que guarda relación con no permitir en las huelgas los reemplazos. Por último, mantener la incertidumbre sobre un cambio en la constitución tampoco permite mantener las confianzas en las reglas del juego de nuestro país.

Ph.D. Carlos Maquieira, Decano Facultad de Administración y Negocios