Indicadores económicos: ¿qué ha cambiado y qué viene en adelante?

Compartir:

FacebookTwitter


foto1La semana pasada, fue exclusiva de entrega de resultados de los principales indicadores económicos para nuestros país. Dado esto, las expectativas comienzan a reconfigurarse, lo que hace interesante la discusión y evaluar en detalle qué deberíamos esperar para la casi segunda mitad de este año.

Así, la semana anterior nos sorprendimos con el registro de IMACEC del mes de marzo, el cual anotó un crecimiento de 2,1%, resultado por sobre lo esperado por los agentes. De este modo, el BCCh señaló que gran parte de esto se debió a un incremento en el sector servicios. Sin embargo, las últimas encuestas de expectativas del BCCh ponen de manifiesto que aún la economía estaría debilitada, con expectativas que no logran repuntar del todo. Así, para diciembre 2016 se espera un crecimiento de apenas 1,7%, mientras que recién hacia 2017 este debería aumentar a 2,4%, y ya para 2018 alcanzar un 3,0%.

Por su parte, el último registro inflacionario del mes de abril anotó un 0,3% m/m, muy en línea con lo esperado por los agentes. De este modo, a nivel anual el IPC marca un 4,2%, mientras que el subyacente (sin alimentos ni energía) aún se
mantiene en torno al 4,6% a/a. Este resultado, se debió en gran parte a la baja anotada durante el mes en el precio de los combustibles, debido al bajo precio del petróleo que aún se mantiene en los mercados internacionales.

Sin embargo, cabe mencionar que las expectativas en torno a la inflación han ido presentando sus primeras notas suaves, tal como lo exhibe la encuesta de operadores financieros de la primera quincena de este mes del Central, en la que ya se enmarca una perspectiva inflacionaria a 12 meses en torno al 3,0%. Junto a esto, las expectativas para nuevos aumentos de alza de tasa de política monetaria resultaron en una moderación considerable, gracias precisamente a esta baja en la variación de precios esperada. Así, los agentes creen que hacia finales de este año o durante el primer semestre del próximo, podríamos ver una nueva alza en la TPM, pero sin embargo, no han descartado una segunda alza que llevaría a la tasa a un nivel de 4,00%.

Foto Prensa Rafael BarrazaDado este panorama, podemos darnos cuenta de que aún es pronto para hablar de una senda de recuperación, lo cual no quita que el mercado ya haya internalizado estas perspectivas en los precios. De este modo, será crucial el comportamiento de los nuevos datos macroeconómicos que resulten de aquí en adelante, para que de este modo los agentes económicos vayan recuperando la confianza en el mercado, ajustando sus expectativas, y que finalmente logremos retomar una senda de crecimiento sostenido para nuestro país.

Rafael Barraza Prenafeta, Economista, Académico Universidad Autónoma de Chile.

Compartir:

FacebookTwitter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *